Depende fundamentalmente del tamaño del globo y del material de que esté hecho. Si hablamos de globos de látex, la medida más clásica es de 28cms y suelen llegar a durar unas 18 horas. Un globo de unos 90cms puede durar hasta 3 días.  Para los globos de látex existe un producto especial, que añadiéndolo al globo aumenta su tiempo de flotabilidad debido a que tapona los poros del látex evitando que salga el helio.
En caso de utilizar globos de foil (metálicos) o bubbles (de plástico), el tiempo de vuelo es de varias semanas en función de las condiciones ambientales donde se encuentre.